MOM LOVE: Nunca es suficiente

Is your mom your bestfriend?

Hay un momento en la vida en el que tienes un “reality check” y te das cuenta que tu mamá ya no es tu mamá. No entiendes qué pasó, pero tu mamá se está convirtiendo en tu mejor amiga (cliché but true)

¿No les pasa que de repente se dan cuenta que los papeles se invierten?

Dejas esa relación “perfecta” donde tu mamá te esconde los problemas para protegerte y empieza a compartir contigo su realidad, en donde existen miedos, preocupaciones y complejos, buscando encontrar contigo un poco de certeza e incluso tu aprobación… (Conmigo? Really?)

La paciencia ahora es de los dos lados. Nosotros nos desesperamos cada vez que nos pregunta “cómo se prende el Netflix?” o “ayúdame a mandar un contacto por whatsapp” y a veces se nos olvida cuando ella nos ayudó diario (a mil y un cosas más difíciles que éstas).

¿Cómo es que ellas nunca tiran toalla? Puede sonar tonto pero there’s no way back, ellas no renuncian, es un full time job y de alto rendimiento.

Te empieza a caer el 20 de su “algún día me entenderás” y te das cuenta del porqué de todas sus decisiones. Incluso de aquellas que tomaron sin tener idea de lo que hacían, pero hoy ves que tu no lo pudiste haber hecho mejor.

Poco a poco se vuelve en una relación paralela, en la que comienzas a percibir a tu mamá como una persona más humana pero siempre invencible. Que no sabes de donde sacan tanta fuerza, pero ahora te descubres a ti mismo siempre apoyándola. Ahora nos cuidamos entre dos, y sin darte cuenta, tu ya cargas las bolsas del super, y la ayudas con la cena.

Te descubres discutiendo y aconsejándola como lo que se ha convertido… en una amiga, pero una amiga que entiende de verdad el significado de caring and unconditional love. Y es así como entonces te das cuenta que tu mamá, es tu mejor amiga <3

Stendhal Team.